miércoles, enero 26, 2022
spot_img
InicioMineríaPlanes para subir impuestos a la minería en Perú podrían afectar al...

Planes para subir impuestos a la minería en Perú podrían afectar al sector y a la economía

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de Perú presentará al Congreso proyectos de ley orientados a subir los impuestos a la minería y modificar el impuesto a la renta.

Sin embargo, la carga tributaria del sector minero ya es relativamente alta, plantean expertos.

Una solución sería ampliar la base de contribuyentes en lugar de subir las tasas.

BNamericas conversa con dos expertos de EY Perú, Marcial García (en la foto, a la derecha), socio del área de minería, y Roberto Cores, socio del área tributaria internacional, sobre los problemas que supone esta propuesta.

BNamericas: ¿Cuál es la opinión de EY Perú sobre la carga tributaria de la minería en comparación con otros países?

García: Según nuestros cálculos, la minería soporta una carga fiscal —expresada como porcentaje de la utilidad operativa— de entre 45% y 57%.

No se puede hablar de un solo porcentaje, pues la carga tributaria está fuertemente influenciada por la utilidad. Sin embargo, se puede decir que cada US$100 o soles que ganan, alrededor de la mitad se queda en Perú, un porcentaje que está por encima del promedio mundial.

BNamericas: ¿Es posible aplicar subirle los impuestos a la minería sin afectar la competitividad? 

García: Querer elevar aún más la carga fiscal minera en momentos en que atraer inversiones se pone cada vez más cuesta arriba es un contrasentido. La reforma tributaria golpeará la competitividad del sector minero.

Esta administración parece empeñada en frenar el desarrollo de un sector que explica el 60% del valor de nuestras exportaciones, contribuye con alrededor del 10% del PIB, beneficiando —directa e indirectamente— a millones de peruanos, y significa para el Estado cerca del 16% del total de su recaudación. Está haciéndole un daño inmenso a una actividad fundamental para la economía del país. 

Perú tiene potencial para duplicar su producción minera si se lo propone y dejar pasar la coyuntura de buenos precios para impulsar la inversión minera sería una irresponsabilidad mayúscula. 

BNamericas: El MEF señala que su propuesta tributaria busca una recaudación adicional de 12.000 millones de soles (US$3.000 millones) y que la minería aportaría 1.200 millones. 

García: El régimen tributario minero vigente permite capturar una mayor proporción de las utilidades de la minería en los ciclos de precios altos. Este efecto ya se está viendo reflejado en las últimas cifras disponibles de la [autoridad tributaria] Sunat. 

La recaudación fiscal proveniente de las empresas mineras alcanzaría en 2021 la cifra récord de más de 18.000 millones de soles. A noviembre ya se tiene 17.300 millones, lo que refleja un crecimiento superior a 220% en relación con los casi 6.000 millones reportados en 2020 y 140% más que los 8.000 millones de 2019, lo que supera ampliamente el nivel prepandemia.

Este resultado posiciona al sector minero como el principal contribuyente del país, con un aporte poco mayor que el 16% del total de la recaudación, el más alto de los últimos diez años.

No existe argumentación razonable que haga urgente la reforma en este momento. La iniciativa pone en riesgo la estabilidad jurídica y está ahuyentando nuevas inversiones cuando el país más las necesita para revertir la crisis económica que hoy afronta y para crear empleo. 

BNamericas: Hay dos posiciones alrededor de la mayor carga impositiva a la minería. ¿Por qué no surge una posición intermedia?

García: En realidad, hay tantas posiciones como metodologías y supuestos que se adopten para medir la carga tributaria a la minería. Lo importante es que sean razonables. 

BNamericas: ¿Uniformar los criterios para estimar la carga tributaria a la minería ayudaría o no a confirmar que esta supera el 45%?

García: Es muy difícil uniformizar criterios para estimar la carga tributaria a la minería, sobre todo si lo que se busca es compararla con otras jurisdicciones. Hay distintas metodologías y todas tienen fortalezas y debilidades. 

BNamericas: El gobierno se apoya en un estudio del FMI para defender su propuesta. Sin embargo, solo cita la estimación planteada por el FMI de una carga tributaria de 41%, pero no las tasas que aplicaría. ¿Qué opina al respecto?

García: No se puede medir el impacto de la propuesta sin conocer su contenido y alcances. Es una buena noticia que la comisión de constitución del Congreso rechazara otorgar facultades legislativas al Ejecutivo para realizar cambios al régimen tributario minero, que era uno de los temas claves del pedido del MEF.

El dictamen aún tiene que ser debatido en el pleno, pero como están las cosas lo más probable es que esta solicitud tenga que ser canalizada a través de un proyecto de ley. 

BNamericas: La elusión de impuestos está siempre en la agenda, pero no se ha logrado contenerla. ¿Por qué es tan difícil combatir la elusión tributaria?

Cores: Creemos que se ha ido avanzando mucho con la entrega de medidas concretas.

Existe en Perú una norma que permite a la autoridad tributaria cuestionar las conductas elusivas. La norma estuvo suspendida y hoy se encuentra plenamente en efecto. A su vez, se han establecido diversas medidas para permitir la aplicación efectiva de dicha norma, como la designación de los miembros del comité revisor, una lista no taxativa de conductas tipificadas como elusivas.

Complementar esto con otras normas relativas a la identificación de beneficiarios finales, el reporte de información financiera, entre otras medidas, contribuirá a combatir conductas elusivas.  

BNamericas: ¿Reducir los impuestos podría ser un incentivo para pagarlos? 

Cores: Es una opción válida, sobre todo en una economía como la peruana, caracterizada por altos niveles de informalidad. 

BNamericas: ¿Se podrían recaudar 2.000 millones de soles adicionales con un aumento de la presión impositiva en las rentas de primera y segunda categoría, como plantea el MEF?

Cores: No. Es innegable que en Perú la presión tributaria es baja en comparación con los promedios regionales; lo cual se explica, desde nuestro punto de vista, en altos niveles de evasión fiscal.

Existe un número reducido de contribuyentes registrados. Creemos que lo que debe hacerse es incrementar el número de contribuyentes y las labores de fiscalización de la administración tributaria.

Vale decir, si bien coincidimos con el diagnóstico de la situación de la presión tributaria en Perú, discrepamos en la manera de aumentarla, pues en nuestra opinión no es un problema de tasas o alícuotas, sino de número de contribuyentes. 

Fuente: BNamericas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Minería