domingo, septiembre 26, 2021
spot_img
InicioMineríaVíctor Gobitz: "Requerimos de una mejor infraestructura para aumentar nuestra producción cuprífera"

Víctor Gobitz: «Requerimos de una mejor infraestructura para aumentar nuestra producción cuprífera»

En el Perú, se debe promover una actividad minera sostenible y responsable. Como país y como industria, tenemos un portafolio con estos atributos.

Víctor Gobitz, presidente del IIMP, sostiene que debido a la precaria posición política del actual mandatario y el tener un Congreso dividido, debe asegurar que cualquier cambio al sistema actual se haga en conjunto con los mineros, para asegurar un sistema equilibrado y justo, que permita la libertad financiera pero también promueva la rentabilidad social para todos en el Perú.

Zachary Skidmore (ZS): El FMI ha enfatizado la importancia del papel del sector minero, tanto en la recuperación a corto plazo como en la estabilidad macroeconómica a largo plazo. Para Perú, ¿cuál fue el país más afectado, a nivel regional, por la COVID y cuál es la mejor forma de contribuir del sector minero al crecimiento sostenible en Perú?

Víctor Gobitz (VG): En términos generales, las actividades del sector minero se encuentran mayoritariamente en la sierra (zonas remotas), no en las zonas urbanas. En estas áreas remotas, pudimos implementar muchos protocolos sanitarios sólidos para hacer frente a la pandemia. Eso nos permitió restablecer nuestro nivel de producción antes de la pandemia. Además, la industria minera ha ayudado al sistema nacional de salud a aumentar sus capacidades.

ZS: ¿Cómo ha impactado la falta de continuidad / estabilidad política al sector minero en Perú?

VG: Hemos tenido muchas dificultades porque nuestra organización institucional, en este caso los partidos políticos, es muy débil. No hay suficiente madurez para afrontar este tipo de escenarios. Pero debemos reconocer que desde un punto de vista macroeconómico y desde un punto de vista productivo, el Poder Ejecutivo tiene ahora un sistema robusto.

El Banco Central y el Ministerio de Economía y Finanzas, así como el Ministerio de Energía y Minas, ha sido muy robusto y maduro en comparación con las instituciones.

Pero la inestabilidad crea incertidumbres. Permítame poner esto en contexto: el nuevo Gobierno fue elegido después de una segunda vuelta con un resultado muy ajustado. Antes de eso, elegimos un nuevo Congreso, donde aproximadamente dos tercios de sus miembros están a favor de una economía abierta, promoviendo la inversión privada.

ZS: La estrecha relación de Castillo con la población rural y los sindicatos ayudó a levantar la protesta que estuvo activa durante 11 días contra la empresa minera Las Bambas. ¿La estrecha relación de Castillo y su aparente influencia sobre estos trabajadores ayudarán o dificultarán la productividad del sector minero?

VG: Permítame también poner eso en contexto: como saben, la actividad minera se ubica en el altiplano, a 4.000 m.s.n.m, y tenemos que exportar este modelo productivo. Entonces, estamos obligados a desarrollar una logística al costo y, en muchos casos, tenemos un oleoducto por tierra para transportar el concentrado.

En el caso de Las Bambas, que se encuentra en la parte sur del Perú y no en la sierra, inicialmente el proyecto se diseñó con un ducto pero decidieron cambiar y ahora mismo transportan todos los concentrados por una vía específica. Eso crea algunas relaciones duras con las comunidades rurales, porque la cantidad de camiones es muy significativa.

En el largo plazo, requerimos de una mejor infraestructura para aumentar nuestra producción, debido a la variedad de proyectos de cobre abiertos en todo el país.

En ese sentido, como país, debemos discutir abiertamente cómo compartir infraestructura; uno para el norte de Perú, con el fin de transportar concentrados de cobre a la costa, y, además, otro en el sur de Perú.

Esa es una discusión clave para desarrollar adecuadamente nuestro potencial en términos de productos de cobre; de lo contrario, veremos algunas dificultades como las que estamos viviendo en Las Bambas. Entonces, la solución final es diseñar e invertir en una tubería que sea rentable y mejor para las comunidades.

ZS: Varios proyectos a gran escala permanecen sin desarrollar, atrapados en un lodazal de complicaciones de permisos y conflictos comunitarios. ¿Cree que el ascenso al poder de Castillo ayudará o impedirá que estos proyectos despeguen?

VG: En el caso de la actividad minera, Castillo y su partido tienen una experiencia significativa y una estrecha relación con muchas comunidades rurales. Si abordan adecuadamente el tema, podríamos crear un entorno perfecto para desarrollar nuestros productos de cobre. Entonces, es una cuestión de diálogo.

Deben abrir esta línea de comunicación para poder discutir con madurez, sobre cómo esperamos financiar nuestro desarrollo. La respuesta es promover una actividad minera sostenible y responsable. Como país y como industria, tenemos un portafolio con estos atributos.

ZS: ¿Cómo ha impulsado e implementado la industria minera peruana un modelo de minería sostenible?

En el Perú tenemos una larga tradición minera en las últimas dos o tres décadas. Hemos recibido inversión extranjera estadounidense y establecido nuestros muy buenos estándares en términos de méritos ambientales y sociales. Entonces, específicamente, el nuevo Ministerio de Energía y Minas ha llamado a la rentabilidad social, que es un medio para promover la inversión minera, así como la economía local.

Esto es además de mantener altos estándares, temas ambientales sociales y el patrimonio cultural. Pero para ser honesto, muchas, muchas empresas están aplicando este concepto, probablemente con una terminología diferente. Entonces ahora somos conscientes de que eso es posible.

ZS: ¿Diría que ha sido un cambio en los últimos 10 a 20 años, donde las empresas mineras han mostrado un deseo de enfocarse en el crecimiento sostenible y la rentabilidad social, en lugar de enfocarse solo en las ganancias financieras?

VG: Sí, en el altiplano y en la selva tenemos un Índice de Desarrollo Humano más bajo que cuando se compara con las zonas costeras, especialmente Lima, donde se puede ver un estilo de vida occidental. Pero en las zonas montañosas y selváticas donde se encuentran nuestras minas, reconocemos que tenemos que ser parte de este desarrollo a largo plazo de la tierra y las regiones.

Como parte de este esfuerzo, tenemos que mejorar los servicios públicos. En el pasado se estableció el concepto de que el 50% de nuestros impuestos se destinaba a estas regiones. Entonces, en estas regiones, no hay problema en las finanzas, el tema principal es cómo mejorar nuestros servicios públicos.

Enfrentamos algunas dificultades en términos de corrupción y la falta de un plan a largo plazo, para reducir la brecha entre las zonas rurales y costeras. Hemos visto en las últimas dos décadas que la falta de inversión pública, sin ninguna intención u objetivo claro de reducir la brecha social, ha llevado a la gente a no ver ningún impacto positivo de nuestra minería.

Fuente: Tecnología Minera

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Minería