lunes, diciembre 6, 2021
spot_img
InicioMineríaRedes 100% privadas no son la única respuesta a la conectividad minera

Redes 100% privadas no son la única respuesta a la conectividad minera

Existen varias soluciones para conectividad dedicada en operaciones mineras y el modelo de red totalmente privada podría no ser la única respuesta a las necesidades del sector, señala iBwave, desarrollador de plataformas de software para planificación de redes inalámbricas celulares y wifi.

iBwave entiende las redes totalmente privadas como el concepto de arquitectura de una red celular que utiliza un espectro licenciado desplegado por un operador de telefonía móvil y un proveedor de equipos de red.

En un seminario web sobre redes privadas en minería, el ingeniero jefe de ventas de iBWave, Milton Malva, señaló que cada mina tiene características topográficas y operativas que requieren un análisis específico de las arquitecturas y tecnologías más adecuadas.

Estas pueden ir desde wifi y LoraWan (red de área amplia de largo alcance) hasta 4G y 5G, según sea el caso. Además, las redes pueden ser suministradas por un anfitrión neutral, un operador móvil virtual u operadores móviles.

Según Malva, tecnologías como 4G y 5G pueden ser excelentes soluciones para el entorno exterior (minas a cielo abierto, por ejemplo), pero no necesariamente para operaciones en interiores (rajos subterráneos).

Estas áreas cubiertas constituyen un desafío en áreas a cielo abierto, mientras que en las minas subterráneas el principal problema es la propagación de la señal.

“Básicamente, en distancias más pequeñas podemos implementar wifi, pero en redes más grandes tenemos que pensar en otras tecnologías. Sin embargo, también hay que considerar el ancho de banda y las modulaciones, la latencia, la potencia, entre otros factores que influyen en la tecnología inalámbrica”, sostuvo Malva.

El experto añadió que, a lo largo de los años, se han producido cambios importantes en el uso del espectro y que, además de las bandas licenciadas (3G, 4G, 5G) y no licenciadas (wifi), también hay espectro compartido y permisos de uso exclusivo.

La prestación de servicios, por su parte, se puede materializar a través de varios modelos comerciales diferentes.

Además de las redes provistas únicamente por operadores, el mercado ofrece ahora servicios como redes privadas, redes microcelulares, anfitriones neutrales (empresas de torres con redes compartidas, por ejemplo), entre otros.

La implementación de redes privadas, señala el especialista, no es un asunto sencillo, ya que envuelve aspectos relacionados con redes básicas, backhaul, tipo de uso de espectro, desarrollo de dispositivos y aplicaciones y tipo de servicio (nube, voz, datos).

Malva recomienda que las empresas mineras consideren las cuatro «C» en la planificación de tales proyectos: cobertura, control, costo y compensación.

PERSPECTIVA DE MERCADO

iBwave estima que hay entre 300 y 400 redes privadas en operación en todo el mundo en segmentos como manufactura, química, logística, aeropuertos, servicios públicos, petróleo y gas, hospitales y universidades, además de minería.

No obstante, las redes privadas en minería han crecido considerablemente y básicamente todas las principales mineras las están utilizando actualmente para aumentar su productividad.

Los principales casos de uso y aplicaciones incluyen la operación de camiones autónomos; cintas transportadoras inteligentes para mineral, muchas provistas de sensores de temperatura y presión para fines de mantenimiento preventivo; y geolocalización y localización en tiempo real de maquinaria y personas.

Solo considerando 4G LTE, el año pasado se realizaron inversiones por US$4 millones en redes privadas para minería y la proyección es que la cifra llegará a US$7,5mn en 2025, según iBwave. Más del 60% de las principales operaciones mineras del mundo emplearían esta tecnología.

En Latinoamérica, varias redes privadas en minería están operando con 4G LTE, ya sea en pruebas o en implementaciones a mayor escala en Brasil, Perú, Chile y Colombia, según Malva.

Como informó BNamericas, dos de los primeros proyectos que se hicieron públicos son para la minera brasileña Vale y la peruana Las Bambas, ambas en sociedad con Telefónica y Nokia.

Vale suscribió un contrato en 2019 con Telefônica Brasil y Nokia para instalar redes celulares 4G LTE dedicadas con una posible actualización a 5G en algunos de sus sitios principales.

Telefónica considera que el proyecto de Vale es actualmente la red móvil privada más grande de Brasil.

La conectividad tiene como objetivo apoyar la automatización de las operaciones de Vale y el uso de vehículos autónomos, entre otros propósitos.

Sin embargo, Vale todavía depende de redes wifi y WiMax en algunas de sus minas brasileñas. Es el caso de la mina Brucutu, donde la empresa decidió no migrar de la tecnología empleada, ya que consideró que wifi sí estaba cumpliendo con sus objetivos.

Recientemente, Nokia y Claro Chile anunciaron el despliegue de una red inalámbrica privada para la minera Gold Fields.

Entre otras empresas, también hay un proyecto que desarrolla Huawei con Sul Americana de Metais, esta vez para conectividad 5G.

La siderúrgica ArcelorMittal, por su parte, está adoptando wifi 6, LoraWan, UWB (banda ultraancha) y ha establecido contactos iniciales con proveedores para futuras redes 5G.

Fuente: Bnaméricas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Minería