El monitoreo ambiental no solo es importante por cumplimiento legal, sino porque permite procesar datos y elaborar herramientas de gestión

Con los resultados obtenidos en los monitoreos, se elaboran herramientas que permiten al gestor minero tomar decisiones con una base técnica real, según Wylliams Vilchez, gerente general de ISOSSOMA

El monitoreo ambiental en el sector minero e industrial, que se realiza a efectos de medir la presencia y concentración de contaminantes en el ambiente, así como el estado de conservación de los recursos naturales, tradicionalmente se realiza por ser un cumplimiento legal. Sin embargo, esta actividad puede ser una oportunidad para procesar esos datos, con el objetivo de elaborar herramientas de gestión claves para la toma de decisiones.

“Los resultados de los monitoreos ambientales son como una fotografía del momento. Al tener data de mediciones anteriores, se puede intuir un escenario futuro en el corto plazo. Estos datos permiten al gestor minero tomar decisiones con una base técnica real”, señaló Wylliams Vilchez, gerente general de ISOSSOMA.

Explicó que estas herramientas pueden ser útiles, por ejemplo, para elaborar un historial estadístico de las concentraciones de cada parámetro, conocer la dispersión de partículas por acción del viento, determinar áreas con las condiciones óptimas para la presencia de nuevas especies, solo por citar unos casos.

Vilchez reveló que antes de la pandemia participó en el proyecto de un cliente para la construcción de una carretera en Huánuco. “Una de las herramientas que presentamos fue un mapa de resultados con cada punto monitoreado, representado en escala de colores según el valor de la concentración. Asimismo, elaboramos gráficos con historial estadísticos de las concentraciones monitoreadas en mediciones anteriores”, indicó.

Detalló que los proyectos generalmente presentan problemas en la generación de partículas (polvo), motivo por el cual el mapa que se entrega en los informes de monitoreo es importante porque ayuda a visualizar las zonas dónde deben hacer más riego y en cuáles no. “Según la escala de colores en los mapas elaborados, las zonas con mayor concentración de partículas se representan en color rojo y las de menor en color verde. Con esta representación gráfica se puede optimizar las rutas de riego, incrementando la frecuencia por las zonas de alta concentración de partículas”, precisó.

Dada la situación de la actual pandemia, se exige una constante mejora para estar a la altura de la nueva normalidad en la actividad minera. Vílchez manifestó que están tomando acción para mantener la cultura de prevención en el equipo de trabajo frente al Covid-19, y además espera retomar sus investigaciones que fueron paralizadas a causa del estado de emergencia.

ISOSSOMA es una empresa peruana especializada en monitoreos ambientales, biológicos y ocupacionales, cuyo objetivo es generar datos de calidad en el menor tiempo posible.

publicidad
  • Mostrar comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

comentario *

  • nombre *

  • email *

  • website *

También te puede interesar

Pedro Cateriano propone que el 50% del canon minero vaya directamente a los ciudadanos

El expresidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, aseguró que una de sus propuestas para “impulsar ...

Los proyectos en el 2020

La visión de Buenaventura, Yanacocha y Cerro Verde sobre el desarrollo de los proyectos ...

Perú: Minería y coronavirus

Compartimos los puntos de vista de Armando Mendoza y de José de Echave. No ...

Gigante global de litio busca monitorizar agua en chileno Salar de Atacama

Con comunidades y tribunales cada vez más preocupados por el agotamiento de agua en ...

Minería ilegal, economía criminal en auge

Por James Bargent y Cat Rainsford. Las dinámicas criminal, económica y política detrás de ...