El complejo metalúrgico de La Oroya pasará a sus trabajadores y extrabajadores de Doe Run

Bajo la frase “El Futuro en tus manos, La Oroya y Cobriza renacen contigo”, se ha realizado la conferencia de prensa que inicia la recta final de uno de los procesos concursales más largos y complejos de la historia del país. En la conferencia estuvieron presentes Jaime Chávez Riva Gálvez, presidente de la Junta de Acreedores y representante del Ministerio de Energía y Minas; Luis Castillo Carlos, vicepresidente de la Junta y representante de los acreedores laborales; Carlos Carrizales Recio, administrador concursal; y Martin Sanabria Zambrano, gerente de Doe Run.

Luego de 10 años de emitida la declaratoria de insolvencia de Doe Run su Junta de Acreedores, presidida por el Ministerio de Energía y Minas, en octubre 2019 y enero 2020 aprobó una estrategia propuesta por el administrador concursal, Carrizales Infraestructura y Servicios Públicos, para dar una solución integral a la situación de más de 3,450 acreedores laborales que además contribuirá a la reactivación y venta de la Unidad Minera Cobriza.

Mediante reorganizaciones simple, se están separando dos unidades de negocio de Doe Run Perú y serán aportadas a 2 nuevas empresas: Nueva La Oroya, propietaria del Complejo Minero Metalúrgico y Nueva Cobriza S.A, propietaria de la Unidad Minera Cobriza.

El proceso de dación en pago que se está iniciando hoy permitirá a cualquier trabajador o ex – trabajador de Doe Run canjear su deuda laboral, estimada en USD 150 millones, por acciones de Nueva La Oroya S.A, haciéndose así propietario del Complejo Metalúrgico La Oroya. Con ello, los trabajadores, en su nueva condición de accionistas, estarán en capacidad de decidir el futuro de La Oroya, en el cual se espera se desarrolle una cartera de proyectos no contaminantes que recuperen el empleo sostenible.

En el caso de Nueva Cobriza S.A, el integro de sus acciones serán adjudicadas en subasta pública a un operador minero calificado que garantice las inversiones necesarias para reactivar la mina, operar en condiciones de seguridad y respeto al medio ambiente, preservar el empleo productivo de sus trabajadores y apoyar el desarrollo de sus comunidades.

Toda la información del proceso de dación en pago estará disponible y constantemente actualizada en el portal web: www.dacionenpagodoerun.pe. Todos los acreedores laborales interesados en acogerse al proceso deberán ingresar a la web para actualizar sus datos, solicitar información y registrar su intención de adhesión. De acuerdo con el cronograma, los acreedores laborales que libremente decidan aceptar las acciones de Nueva La Oroya S.A a cambio de su deuda, tendrán hasta el 30 de junio para firmar el contrato de dación en pago, pues la fecha de cierre e inicio de entrega de certificado de acciones está prevista para el 15 de julio.

publicidad
  • Mostrar comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

comentario *

  • nombre *

  • email *

  • website *

También te puede interesar

Michiquillay y el desarrollo sostenible

Por: Guillermo Vidalón, Superintendente de Relaciones Públicas en Southern Peru.  Michiquillay es un proyecto minero que ...

53,364 proyectos fueron financiados con aportes del sector minero

La plataforma virtual Mapa de Inversiones, desarrollada por el Minem y el BID, garantizará el acceso a ...

Minas Huanzalá y Palka reanudaron operaciones

La japonesa Mitsui Mining and Smelting indicó que sus dos minas de zinc Huanzalá ...

Menos del 20% del cobre peruano se refina en el país

Hace unas semanas, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) informó que durante el ...