IIMP: «Minería reúne las condiciones para ser una de las primeras actividades en reactivarse»

El Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), en un reciente comunicado, sostiene que las empresas mineras formales vienen realizando exclusivamente “actividades de control ambiental, así como las indispensables para garantizar la seguridad de las operaciones, teniendo como prioridad la consideración de su entorno social” y que llegado el 12 de abril, fecha límite de la cuarentena decretada por el Gobierno, “reúne las condiciones para ser una de las primeras actividades en reactivarse”.

Añade la entidad que las empresas mineras están tomando “estrictas medidas para salvaguardar la salud de sus trabajadores, los mismos que se encuentran en condiciones de aislamiento natural, dadas las características de sus respectivas unidades”.  

“Es más, su estrecha vinculación con la economía local y regional así lo requiere», aseveró el IIMP. «Cabe destacar, finalmente, que ello puede hacerse en un contexto de total garantía de los altos estándares sanitarios necesarios para el control de la pandemia que nos azota”. En el Perú, el 60% de sus exportaciones provienen del sector minero.

Al momento de evaluar el reinicio de actividades productivas, recomienda públicamente al Gobierno tomar en consideración que “las actividades mineras formales poseen características que hacen factible su retorno a la operatividad sin afectar la emergencia sanitaria”.

Señala la organización que gran parte de las unidades de producción minera se encuentran en lugares remotos y aislados, y las cercanas a ciudades “también cuentan con estrictos sistemas de aislamiento para la ejecución de sus labores”.

Argumentan que las unidades de producción minera remotas cuentan con campamentos que incluyen instalaciones propias de alojamiento, servicios médicos, de cocina y comedor que, por su naturaleza, están muy poco expuestas al brote del Covid-19.

El IIMP propone además soluciones. Indica que la fuerza laboral minera está organizada en guardias, y cuenta con un sistema rotativo de salida que podría -ante esta emergencia sanitaria- estandarizarse, por ejemplo, en 30 días de trabajo y 15 días de descanso o similares, tratando de minimizar los viajes en bus, para evitar la rotación de personal y con ello reducir la exposición de las personas sanas al coronavirus.

publicidad
  • Mostrar comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

comentario *

  • nombre *

  • email *

  • website *

También te puede interesar

Sierra Metals: Mina Yauricocha logra aumentar su producción

Sierra Metals logró una producción de cobre record a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia ...

Cerro Verde demanda al Perú ante CIADI por la disputa de regalías y penalidades

La controversia entre la empresa Sociedad Minera Cerro Verde (SMCV) y la Sunat toma ...

Quellaveco: inversión de Anglo American en el proyecto supera los US$2.900 millones a octubre

Anglo American ha invertido US$2.960 millones en Quellaveco (Moquegua), entre julio de 2018 y ...

La producción de tierras raras en Estados Unidos aumentó un 44% en 2019

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, US Geological Survey) anunció el jueves ...