Nuestro potencial sigue intacto, pero debemos concretar proyectos

Editorial. Diciembre. Edición 46.

Un estudio de BN Américas estima que las inversiones mineras en nuestro país deberían sumar unos US$ 7.300 millones entre el 2020 y el 2021. Por otro lado, las informaciones de medios especializados confirman que existen proyectos mineros en distintas etapas de desarrollo, algunos más avanzados que otros, contemplando nuevos emprendimientos o la expansión de operaciones, pero todos ellos despiertan entusiasmo y la esperanza de retomar el dinamismo del sector y apuntalar la economía, que después de un año de dificultades políticas y falta de dirección, ha terminado por afecta el desarrollo del país.

Pero como bien ha apuntado Carlos Gálvez, expresidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), en distintas declaraciones a los medios de comunicación, existe un alto nivel de incertidumbre en torno a los proyectos. Los conflictos sociales, la falta de firmeza del Estado peruano, y la variabilidad de los precios de los minerales afectan el futuro de la minería peruana, encarnada en los proyectos. De lo que podemos estar seguros es que las inversiones de las empresas no pueden esperar a que las condiciones sociales y políticas sean perfectas.

Un ejemplo de proyecto truncado, uno de muchos, es el de Tía María, a cargo de Southern Copper Corporation. A diferencia de las proyecciones efectuadas por el Ministerio de Energía y Minas en el 2018, en sus estadísticas ya no la considera ni para el 2020, 2021 y 2022. Tía María encarna la falta de liderazgo desde el Estado.

En esta edición referimos las explicaciones del ingeniero Edwin Colque, gerente de Servicios Técnicos de Yanacocha, sobre importancia del proyecto Quecher Main para el futuro de la compañía minera. Los conflictos sociales y la inacción estatal convirtieron los proyectos de Cerro Quilish y Conga en graves contratiempos para el desarrollo de Yanacocha. Han optado por una estrategia en la que prima la precaución y prudencia. Atrás quedaron las grandes inversiones y ambiciosos proyectos. Prima una opción realista, pequeña y muy bien razonada, para poder seguir operando.

En la conferencia magistral “Proyectos Mineros para el 2020”, el ingeniero Tomas Gonzáles, gerente general de Cerro Verde, recordó que él se encontraba trabajando en Chile cuando estallaron las protestas sociales en torno a Conga. Destacó que mientras éramos incapaces de salvar una inversión de más de 4 mil millones de dólares, los chilenos, en ese preciso momento, llevaban adelante dos proyectos por 5 mil millones. Tenemos dos procesos electorales en ciernes, uno para el Congreso y otro para el cambio de gobierno. Y esperamos una nueva Ley General de Minería.

Lamentablemente, la incertidumbre continuará, lo que no es bueno para el futuro del sector. No debemos permitir que los proyectos se caigan.

publicidad
  • Mostrar comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

comentario *

  • nombre *

  • email *

  • website *

También te puede interesar

Salud ocupacional, una nueva estrategia para la gestión de riesgos laborales

Por Víctor Lavalle, gerente adjunto de Riesgos Laborales y Prevención de La Positiva Hoy ...

Avance y retroceso en nuestra minería

Por el Dr. Miguel Cardozo, vicepresidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú ...

¿Descobrizar la minería peruana?

Por Germán Alarco, profesor e investigador a tiempo completo de Pacífico Business School de ...

El cambio de matriz energética China y su relación con América Latina

En el OBELA hemos mencionado que EEUU no tiene la capacidad tecnológica para el ...

¿Cómo avanza la digitalización en el sector gasífero peruano?

Por Jesús Andrés Sánchez, vicepresidente de Mercadeo de Open Entre las actividades económicas que ...