«Tres grupos se oponen a Tía María»: Southern defiende su proyecto de cobre de US$1,400 millones

Southern ha asegurado que utilizará “los más altos estándares en materia ambiental a nivel internacional”.

Ha explicado en varias ocasiones que Tía María usará 100% de agua desalinizada, no habrá relaves, la emisión de gases a la atmósfera será mínima debido a que la combustión será muy limitada y no habrá dispersión de polvo porque el mineral se almacenará en un domo.

Tía María está ubicada en el desierto de Arequipa y las plantas industriales del proyecto estarán a 11 kilómetros del Valle del Tambo. “Considerando esta información, creemos firmemente que los argumentos de este grupo (de ambientalistas) son infundados”, indicaron.

Otro de los opositores, siempre según la empresa, al proyecto de US$1,400 millones es “un grupo de empresarios agricultores” a los que “les preocupa la operación del proyecto porque creen que ocasionará un aumento en el costo de mano de obra en la región, en la medida que las compañías mineras pagan mayores salarios que los de la agricultura”.

Indica la minera de Grupo México que estos “temen que sus operaciones puedan ser afectadas por la demanda por mano de obra de nuestro proyecto. Sin embargo, la evidencia demuestra que, debido a la especialización, la escala salarial de los trabajadores mineros no afecta los salarios de las actividades agrícolas”. Y añade Southern: “En consecuencia, esta preocupación parece no tener asidero”.

Por último, refiere la empresa que un tercer grupo opositor al proyecto de cobre es político y “está tratando de tomar ventaja de la situación actual para mejorar su status político al entrar en controversia con el proyecto”.

El 8 de julio de 2019, Southern recibió la autorización de construcción para este proyecto de crecimiento de 120,000 toneladas de cobre ESDE al año, con un presupuesto total de capital de $1,400 millones.

Esta autorización fue obtenida luego de completar un exhaustivo proceso de revisión, cumpliendo con todos los requisitos que las normas establecen y levantando todas las observaciones formuladas.

El 15 de julio de 2019, diversos grupos locales organizaron una manifestación violenta afectando las actividades económicas, así como otras actividades en la provincia de Islay. Estas acciones fueron seguidas por la presentación de tres reclamos ante el Consejo de Minería. El Consejo de Minería suspendió temporalmente la autorización de construcción el 8 de agosto de 2019, hasta que tome una decisión sobre los reclamos. “Debemos ser claros en que hay grupos de oposición cuya finalidad es detener la construcción de este proyecto”, indicó la minera.

El martes 22 se cumplieron 100 días del paro indefinido que se acata en el Valle de Tambo, provincia de Islay (Arequipa), contra el proyecto minero Tía María. Los agricultores del valle acordaron que desde este sábado 26 hasta el martes 29 de octubre los distritos de Cocachacra, Deán Valdivia y Punta de Bombón paralizarán todas sus actividades.

publicidad

También te puede interesar

Covid-19: Pandemia acelerará la transformación digital de la minería en el Perú

Empresas tecnológicas como ABB y Xertica, avizoran una mayor demanda de soluciones digitales por ...

Petroperú y Mininter firman acuerdo para proteger Oleoducto Norperuano

La estatal Petroperú y el Ministerio del Interior (Mininter) han sellado un acuerdo para ...

Exportaciones de cobre se desploman en abril al caer en 61%, según la SNMPE

Las exportaciones de cobre sumaron US$ 513 millones en abril 2020, cifra que representó ...